Buenas prácticas

Nombre

“Redes de apoyo mutuo para la crianza” dentro de la convocatoria de Proyectos de Innovación de “Caixa Proinfancia”.

Responsable

Nuria Gómez Molina

Juan Antonio Valverde González

Antonio Vera Manzanares

"CAYAM" Centro de Acogida y Acompañamiento Integral. Cáritas Diocesana de Cartagena
Carril Torre Piñero, 21, 30.120 El Palmar (Murcia)
619 576 118
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Localización y ámbito territorial de actuación

El proyecto se desarrolla en el Municipio de Murcia, principalmente en el Barrio del Carmen, aunque hay participantes de otros barrios colindantes como: Santiago el Mayor, Barriomar, San Pío, El Infante, El Progreso, La Fama, etc.

Área temática y de actuación orientada a la acción Comunitaria

Conciliación familiar Participación Desarrollo comunitario Voluntariado Convivencia Intercultural

Personas y colectivos a los que se dirige

En un primer momento se dirigió a familias en riesgo de exclusión social: madres, padres, niños, niñas y jóvenes. La mayoría de estas familias eran migrantes. Finalmente, en vista de la demanda del recurso, se enfocó a la población en general. Por tanto, los colectivos con los que trabajamos son:

  • Familias en riesgo de exclusión social
  • Familias migrantes
  • Población en general

Objetivos

Objetivo general: promover la creación de redes de apoyo mutuo en los barrios y pedanías de las familias que se encuentran en situación de exclusión o riesgo de exclusión social.

  • Objetivo Específico 1: dar a conocer el proyecto para captar a las posibles familias beneficiarias e implicar a las entidades y agentes locales.
  • Objetivo Especifico 2: formar grupos estables de 12 ó 13 familias para facilitar el proceso de desarrollo de cada uno de los grupos hasta su conformación como grupo de apoyo mutuo autogestionado.
  • Subobjetivo 2.1.Desarrollar estrategias que faciliten la configuración inicial del grupo.
  • Subobjetivo 2.2. Favorecer el conocimiento mutuo entre los miembros del grupo y los técnicos para establecer un clima de confianza inicial adecuado.
  • Subobjetivo 2.3. Aumentar el nivel de confianza y cohesión grupal para afrontar conjuntamente las dificultades de la crianza.
  • Subobjetivo 2.4. Profundizar y vivenciar desde la responsabilidad y confianza adquirida, el concepto de apoyo mutuo en la crianza. Afrontar obstáculos. Adquirir conciencia del apoyo que pueden tener en los agentes del proyecto y en las entidades locales.
  • Subobjetivo 2.5. Conseguir que el grupo con las herramientas adquiridas empiecen a resolver por sí mismos sus conflictos y a auto organizarse empezando a tener experiencia en las viviendas particulares.
  • Subobjetivo 2.6. Reforzar las competencias parentales a fin de llegar al consenso sobre el cuidado y educación de las y los menores.
  • Objetivo Especifico 3: conseguir el funcionamiento autónomo de la red de apoyo mutuo, teniendo conciencia del apoyo que pueden tener por miembros del proyecto o de entidades locales que trabajan desde esta óptica.

Descripción de la experiencia y sus actuaciones

Breve descripción de la experiencia

El Proyecto consiste en formar grupos de apoyo mutuo entre familias que tienen hijos/as menores a su cargo y que por distintas circunstancias (dificultad para acceder a escuelas infantiles públicas y privadas; carencia de redes familiares y/o de amistad en las que poder apoyarse; etc.) encuentran serias limitaciones para poder conciliar la vida familiar con la laboral y personal.

Se trata de que familias que residen en un mismo territorio (son vecinas) se conozcan, establezcan entre ellas vínculos de confianza y de amistad y lleguen a un consenso mínimo de cómo atender a los/as menores, para de esta manera poder turnarse en el cuidado de sus hijo/as mientras realizan tareas de formación, laborales u otras gestiones.

Los apoyos se realizan en sus propios domicilios, si bien se cuenta con un punto de encuentro ubicado en el barrio para las reuniones que se realizan semanalmente y para poder practicar cuando empiezan los primeros apoyos. Este espacio lo cede altruistamente una asociación local: AFACMUR (Asociación de familiares de niños enfermos de cáncer)

Proceso de diseño y puesta en marcha

La idea nace para dar respuesta a la gran lista de espera de familias que solicitan plaza en la Escuela Infantil del CAYAM (Centro de Acogida y Acompañamiento Integral de Cáritas) y que por insuficiencia de plazas no pueden acceder a ella. De esta forma, se quedan excluidas del acceso a cualquier recurso, bien sea por la carencia de soporte económico, encontrarse en situación de irregularidad administrativa (personas inmigrantes en situación irregular), o por falta de respuesta de la Administración a su demanda.

En primer lugar y partiendo de la base de datos que supone esta lista de espera (compuesta por más de 100 familias) se realiza un estudio de sus zonas de residencia y se opta por implementar el Proyecto en el Barrio del Carmen (Municipio de Murcia) y colindantes, por ser éste donde se concentra la mayor parte de la población diana.

Seguidamente, se contacta con cada una de estas familias y se les explica a grandes rasgos en que consiste la iniciativa. A la vez se realiza un mapa de entidades locales y se contacta con ellas para compartir la idea y pedir su participación. Además de los contactos, visitas y entrevistas realizadas a cada entidad se proponen reuniones de coordinación conjuntas, al igual que se cita a las familias a asistir a una reunión general para explicar con más detalle en qué consiste el Proyecto.

Para ello se buscan en el mismo barrio varios espacios: uno para poder realizar las primeras reuniones explicativas del Proyecto (tanto a las familias como a las entidades locales) y otro para el encuentro semanal con las familias, teniendo en cuenta para ambos casos que es necesario un espacio donde se pueda atender a los/as menores.

Se elaboran hojas de inscripción que se reparten en estas primeras reuniones dirigidas a las familias y también modelos de participación para las entidades. De estas actuaciones se desprende por un lado, que hay suficientes familias dispuestas a formar parte de la experiencia, y por otro, que se cuenta con el apoyo y participación de las entidades del barrio. Entre otras formas de colaboración, la captación de voluntariado y la cesión de espacios han resultado imprescindibles para la realización del Proyecto.

Comienzan las reuniones semanales con las primeras familias, en este momento comienza el trabajo grupal y se ofrecen dinámicas que faciliten desde su formación inicial hasta su consolidación como red de apoyo mutuo. Al tiempo se ofrecen sesiones para orientar a las madres sobre los aspectos de desarrollo evolutivo que atraviesan los hijos/as así como otras actividades informativas sobre otros temas que ellas demandan.

Después de aproximadamente 5 meses de trabajo grupal con las familias, éstas habían alcanzado la madurez como grupo y se habían establecido lazos de confianza entre ellas. Comenzó aquí un pequeño período de prueba o prácticas consistente en empezar a quedarse en el mismo local de las reuniones, unas con los/las hijos/as de otras familias y viceversa. Finalmente y de manera natural se da el paso definitivo a la realización de los apoyos en los propios domicilios.

Arranca el trabajo con un segundo grupo de familias, la experiencia adquirida, la certeza de que los objetivos son alcanzables y sobre todo la implicación del primer grupo de apoyo mutuo da como resultado que ambos grupos se cohesionen formado la red de apoyo mutuo que continua en la actualidad.

A continuación se describen las principales acciones desarrolladas:

  • Selección de las zonas de difusión del Proyecto.
  • Realización y reparto de material de difusión (octavillas, Powert Point, etc).
  • Explicación del Proyecto y creación de espacios de reflexión conjunta sobre el apoyo mutuo (reuniones con familias, entidades locales, universidad, servicios sociales, centros de salud, institutos de secundaria, etc.)
  • Inscripción de familias, entidades, agentes locales y voluntariado interesados/as en participar en el Proyecto.
  • Realización de acompañamiento social individualizado para las participantes de la red.
  • Atención de los/as menores en el lugar de las sesiones.
  • Visitas y apoyo en los domicilios.
  • Implicación de entidades y agentes sociales en la red de apoyo mutuo.

En cuanto al trabajo grupal:

  • Ejecución de dinámicas grupales dirigidas a reducir la incertidumbre y las dudas de los primeros encuentros.
  • Trabajo con dinámicas grupales para consolidar el grupo.
  • Talleres de aprendizaje conjunto sobre las tareas de crianza y el desarrollo infantil.
  • Realización de dinámicas grupales para alcanzar la madurez y la correspondencia grupal, así como otras que fomenten la autonomía del grupo.

Apoyos requeridos y actuaciones profesionales

El equipo técnico del Proyecto ha estado formado por cinco profesionales de distintas disciplinas, que entre otras, han realizado las siguientes tareas:

  • Psicólogo: es la persona que facilita el proceso grupal. Su función principal es dotar al grupo de las herramientas necesarias para conseguir el objetivo del apoyo mutuo en la crianza adquiriendo su propia autonomía.
  • Trabajadora Social: tiene una doble función, la de observadora participante en el grupo y la del acompañamiento social individualizado. En el primer caso, recoge información en las sesiones grupales para la evaluación posterior, a la vez que participa en el proceso grupal. En el segundo caso, acompaña los procesos de desarrollo individual de los miembros del grupo, favoreciendo su inclusión, empoderamiento y desarrollo personal integral. Así mismo, supervisa los apoyos, reforzando el papel de la integradora social.
  • Integradora Social: tiene varias funciones. Por un lado, coordina la actividad de atención a los niños y las niñas que realiza el personal voluntario. Por otro lado, supervisa las prácticas de apoyo mutuo y los apoyos en los domicilios. Además, recopila la información sobre los apoyos para su posterior evaluación. También apoya la labor de la trabajadora social en el Acompañamiento Social.
  • Pedagoga: se encarga de dotar al grupo de herramientas y pautas de crianza positiva. Ofrece talleres donde se resuelven dudas relacionadas con la educación de los/as menores y que atañen a la higiene, la salud, la alimentación, el descanso, el ocio, etc.
  • Coordinador (Educador Social): evalúa el trabajo realizado y propone alternativas, mejoras, cambios, etc. También se ocupa de establecer el contacto con las entidades locales para fomentar el trabajo en red.

En cuanto al personal voluntario se dispone de distintos perfiles que según sus preferencias se distribuyen del siguiente modo:

  • Zona Infantil: son las personas que atienden a los/as niños/as mientras que sus madres están realizando la formación grupal. Las actividades que realizan se centran en darles la merienda, realizar manualidades, juegos, apoyo escolar, etc.
  • Grupo de madres: son mujeres del barrio que se han ofrecido para acompañar el proceso grupal y apoyar a las familias en el cuidado de los/as menores cuando no hay nadie disponible en el grupo.
  • Equipo de coordinación: cuenta con dos psicólogos/as que apoyan el proyecto cómo observadores/as externos/as y orientan al equipo técnico cuando este lo solicita.

Coordinación con los recursos de la comunidad

Trabajar en el territorio desde un enfoque comunitario, les ha llevado a tener muy presente el trabajo en red con las entidades sociales que desarrollan su labor en la misma zona, favoreciendo la cooperación pública y privada, Las entidades que colaboran o han colaborado con el Proyecto son:

El apoyo se ha materializado en distintas formas de contribución, por ejemplo:

  • TRAPEROS DE EMAÚS
  • CENTRO DE SERVICIOS SOCIALES CIUDAD DE MURCIA (Bº del Carmen, Barriomar, El Infante)
  • HOAC (Hermandad Obrera de Acción Católica)
  • CENTRO CAIXA MURCIA
  • AFACMUR (Asociación de niñas/os enfermos de cáncer)
  • ESCUELA EQUIPO (Asociación Cultural de Estudios y Educación)
  • CENTRO PÁRRAGA ( Espacio de Investigación y Desarrollo para las Artes Escénicas)
  • MURCIA ACOGE
  • SOLIDARIOS PARA EL DESARROLLO
  • CÁRITAS “EL CARMEN”
  • CATS (Comité de Apoyo a las Trabajadoras del Sexo)
  • FUNDACIÓN SECRETARIADO GITANO
  • CITE (Centro de Información a Trabajadores y Trabajadoras Extranjeros/as de Comisiones Obreras)
  • ASOCIACION RUMIÑAHUI
  • RASINET
  • CENTRO CULTURAL Bº CARMEN
  • EAPN ESTATAL
  • CÁRITAS INMIGRANTES
  • CENTROS DE SALUD BARRIOS EL CARMEN Y EL INFANTE
  • ASOCIACION DE VECINAS/OS DEL BARRIO DEL CARMEN
  • ASOCIACION CULTURA Y MUJER
  • CENTRO DE SERVICIOS SOCIALES “MURCIA SUR”
  • TELÉFONO DE LA ESPERANZA
  • FUNDACIÓN FADE
  • FUNDACIÓN CEPAIM
  • EAPN REGIÓN DE MURCIA
  • SERVICIOS GENERALES DE CÁRITAS
  • IES JUAN CARLOS I DE MURCIA
  • SERVICIO DE VOLUNTARIADO DE LA UNIVERSIDAD DE MURCIA
  • EMAVI (Equipo Municipal de Atención a la Violencia)
  • Acudiendo a numerosas reuniones de reflexión durante todo el desarrollo del Proyecto.
  • Derivando participantes para la Red de Apoyo Mutuo.
  • Cediendo espacios para el desarrollo de las sesiones semanales y para las reuniones generales.
  • Donando juguetes para la fiesta de Navidad.
  • Cooperando en la captación de voluntariado y en la difusión del proyecto.
  • Coordinando junto con el equipo técnico la atención a las familias y la gestión conjunta de diversas ayudas económicas.
  • Ofreciendo formación sobre temas de extranjería y judiciales así como cursos, seminarios y talleres dirigidos a personas migrantes sobre prestaciones sociales, Tarjeta Sanitaria, elaboración de CV, etc.
  • Brindando asesoramiento psicológico a las participantes de la Red que lo necesiten.
  • Facilitando ofertas de trabajo puntuales para las participantes de la Red.
  • Derivando y haciendo un seguimiento continuo de las participantes que sufren violencia de género.

Situación y organización actual

En estos momentos se continúa trabajando con la red de apoyo mutuo. Sí bien, al carecer de financiación la dotación cubría hasta Abril del presente año- el equipo técnico continúa de forma voluntaria. Se mantienen los encuentros semanales de las familias que se llevan a cabo todos los lunes por la tarde, pero no la atención social individualizada, ni otros servicios complementarios que se ofrecían diariamente. Por otro lado, se acaba de renovar el acuerdo de colaboración para la cesión del espacio.

Metodología

Valoración de las estrategias más relevantes que se han puesto en marcha y que son:

  • Formas de captación de participantes: la primera actuación se centra en captar a las familias para formar el grupo de apoyo mutuo. Para ello, cuentan con un listado de familias solicitantes de plaza en la Escuela Infantil del CAYAM-Cáritas. Este listado agiliza la formación del grupo ya que buena parte de las familias informadas optan por inscribirse. Aunque se realiza una reunión de presentación a las familias, posteriormente se comprueba que las entrevistas individuales son más efectivas pues permiten una explicación más detallada y la valoración conjunta de su implicación en el Proyecto. Avanzado el Proyecto y comprobada su viabilidad, se abre el proceso de captación hacia otras familias de la zona, con similares necesidades, mediante la difusión en centros de salud y centros culturales, entre otros.

Con respecto a las reuniones con las entidades, éstas resultan bastante fructíferas, ya que asiste un buen número de agentes locales, estableciéndose acuerdos de colaboración, como la derivación de nuevas familias, voluntarios/as, seguimiento, etc. Además, se realizan visitas individuales a nuevas entidades, lo que permite ir aumentando el número de agentes implicadas/os en la Red.

  • En el trabajo grupal con las familias, su labor se centra en facilitar el desarrollo del grupo a través de sus distintas fases, que consideran orientativas -pues conllevan progresos y retrocesos- y cuyo tiempo de duración está totalmente marcado por el ritmo del grupo:

Fase I. Configuración: es la toma de contacto inicial. En ella tienen lugar las presentaciones y los primeros encuentros. Se establecen las normas del grupo y los primeros objetivos. Es una fase marcada por la dirección del profesional. Hay cierto vaivén en la entrada y salida de los y las participantes.

Para lograr la configuración grupal es necesario facilitar y motivar a los miembros del grupo la asistencia a las sesiones. Dado que al principio, estos no tienen un compromiso firme por asistir a las sesiones, se realizan llamadas de recordatorio de la sesión cada semana. De esta forma también confirman el número de niños y niñas que asistirán con sus madres. De hecho, como este primer grupo está formado por mujeres con cargas familiares y sin red de apoyo suficiente, se hace necesario ofrecer un espacio donde atender a sus hijos e hijas durante el transcurso de la sesión.

Fase II. Consolidación: en esta fase se normaliza la asistencia de los/las miembros a las sesiones grupales. Comienzan a generarse relaciones de confianza, caracterizadas por el intercambio de información personal, la preocupación grupal por los miembros ausentes, etc. Así mismo, empieza a existir una implicación hacia el logro de los objetivos, que se aprecia por la iniciativa tomada por las participantes a la hora de hablar de éstos.

Fase III. Madurez: el grupo empieza a poner en práctica lo aprendido en el trabajo grupal y se consiguen logros importantes con respecto a los objetivos propuestos. Después del trabajo realizado, los/las miembros devuelven su autoevaluación al grupo. Esta es la fase previa a la realización del apoyo mutuo en el propio domicilio. Se trata de la fase de prácticas, una ocasión excelente para valorar los beneficios del apoyo mutuo.

Fase IV. Autonomía: es el logro del funcionamiento autónomo del grupo de apoyo mutuo. Los apoyos se realizan ya en los propios domicilios. El grupo funciona de forma autogestionada y sostenible, integrándose en la red local. En este momento la supervisión profesional se va espaciando.

Los apoyos en los domicilios empiezan a realizarse cuando el clima de confianza grupal es muy elevado. Estos se organizan semanalmente, siguiendo la pauta de ofrecer primero el tiempo que cada participante tiene libre y después solicitar los apoyos. Este método exige, en cierto grado, una planificación individual semanal. Se utiliza una plantilla que todas las participantes, apoyen o no, rellenan y se llevan a casa. De esta forma, todas saben quién está disponible durante esa semana en caso de necesitar apoyo. Por último, los apoyos realizados durante la semana son, por un lado, supervisados por una profesional y, por otro lado, evaluados grupalmente a la semana siguiente.

  • El Acompañamiento Social Individualizado es un apoyo al proceso grupal, una mirada individual que repercute positivamente al grupo, debido a que las situaciones personales que viven las participantes, que son en general, bastante difíciles – por motivos económicos, legales, familiares, personales, etc.- y en ocasiones pueden limitar la asistencia y participación en el grupo.

Sistema de seguimiento y sistematización

El Proyecto cuenta con un seguimiento intensivo de todas las actuaciones, así como registro sistemático de la información generada por las mismas. Por un lado, el trabajo grupal se recoge en varios Diarios de Campo, referidos a las sesiones grupales semanales, las prácticas de apoyo mutuo y los apoyos realizados en los domicilios de las participantes. Para ello se basan en la información obtenida mediante la observación participante. Por otro lado, se ha transcrito en diversas actas la información proporcionada en las reuniones de coordinación de equipo y con las entidades locales.

Personas implicadas y canales de participación

En el apartado de “Coordinación con los recursos locales” se detallan las entidades colaboradoras así como las formas de participación, aunque a continuación se refleja brevemente algunas de estas colaboraciones:

  • Centro de Servicios Sociales “Murcia Sur”: previamente a la intervención con las familias participantes, el Proyecto se presentó a las/os trabajadoras/es sociales, educadoras/es y director del centro, con el fin de recabar sus valoraciones y propuestas como técnicas/os de de la zona de implementación. Tras las positivas consideraciones que realizaron, desde el inicio se ha mantenido la coordinación para la difusión y derivación de participantes al Proyecto y acompañamiento social conjunto de varias familias.
  • Traperos de Emaús: el equipo de trabajo del Proyecto ha estado formado por integrantes de ambas entidades, lo que le otorga un carácter multidisciplinar a la par que novedoso. En todo momento se ha contado con la experiencia de trabajo con grupos desarrollada por Traperos, lo que ha contribuido a revisar continuamente y mejorar el trabajo con la Red.
  • Técnicos/as locales: las entidades locales con las que se mantiene coordinación, colaboran de distintas formas en el Proyecto. (Ver apartado “Coordinación con los recursos locales”).
  • Voluntarios y voluntarias: conforman una de las partes más valiosas del Proyecto debido a que su acción posibilita, por un lado, la asistencia de las participantes a las sesiones grupales, al estar los/as niños/as cuidados/as; y por otra parte, son muy importantes para la integración y el fomento de las relaciones interculturales, al crear red entre personas españolas (voluntarios/as) y familias migrantes.

Canales de participación impulsados

  • La Red de Apoyo Mutuo para la Crianza es un espacio de participación donde se crean relaciones horizontales basadas en el apoyo mutuo. Es un medio para el empoderamiento individual y grupal, donde se expresan necesidades y se crean mecanismos para resolverlas. Todo ello generado de una forma sostenible, participativa, creativa, integradora.
  • La Red de entidades: a través de las reuniones, encuentros, visitas, el contacto telefónico, internet, etc., se mantiene la coordinación con los/as agentes locales, quienes realizan sus aportaciones, exponen sus diferentes puntos de vista acerca del trabajo que se está realizando en el barrio o zona, y se implican de diversas formas.
  • Los espacios de encuentro de la Red: a lo largo del Proyecto han tenido lugar varias reuniones entre las familias participantes y los/as técnicos/as de las entidades locales, lo que ha facilitado el conocimiento mutuo, el reconocimiento y la valoración social del trabajo realizado por las familias y la implicación de ambas partes para seguir expandiendo y consolidando la experiencia del apoyo mutuo.
  • La acción del voluntariado social: las personas voluntarias implicadas en esta experiencia aportan de forma altruista su tiempo y sus propias habilidades. Así mismo, se establece una comunicación fluida entre las familias participantes y las/los voluntarias/os, que posibilita la extensión de sus relaciones más allá de las sesiones grupales, hacia unas sólidas relaciones vecinales y de amistad.

Por último, cada una de las personas participantes de la Red, ejerce una acción multiplicadora de la idea del apoyo mutuo, que sirve para seguir construyendo y recuperando los grupos de apoyo informales y fortaleciendo el tejido social local.

Participación en Redes

Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN)

Temporalización

La convocatoria de subvenciones para los proyectos de innovación en la que está inserto el Proyecto consta de 12 meses de duración. En concreto de Febrero de 2012 a Febrero de 2013. Sin embargo, se hizo una propuesta a La Caixa para poder continuar dos meses más sin ampliar el presupuesto recibido y se concedió. Así que la financiación terminó en Abril de 2013. De momento, como ya hemos comentado, el equipo técnico continúa trabajando de forma voluntaria.

Paralelamente a esta convocatoria, se ha presentado la iniciativa a otras líneas de financiación que puedan tener un carácter más estable.

Recursos

El Proyecto ha sido íntegramente subvencionado por Caixa Proinfancia.

Han contado con un equipo humano compuesto por: 5 técnicos/as de intervención social y 10-15 voluntarios/as (dependiendo del momento del Proyecto).

Difusión

Se ha presentado el Proyecto y se ha invitado a participar en el mismo a la mayor parte de entidades locales (mencionadas anteriormente), así como a los equipos del Centro de Servicios Sociales Ciudad de Murcia (Bº del Carmen, Barriomar, El Infante); a los Centros Culturales del Ayuntamiento de Murcia y a los equipos de pediatría y de trabajadores/as sociales de los centros de salud del Carmen y El Infante.

Con motivo de ampliar el número de personas voluntarias se hizo una presentación en el Ciclo de Integración Social del IES Juan Carlos I de Murcia. Con la misma finalidad se presentó a los responsables del Servicio de Voluntariado de la Universidad de Murcia, se puede acceder a la oferta de voluntariado a través del siguiente enlace: http://www.um.es/adyv/pagina-tablon.php?id=155281.

Asimismo, desde CITE (Centro de Información a Trabajadores y Trabajadoras Extranjeros/as de Comisiones Obreras) colaboraron con la difusión anunciando el proyecto en su página web. También se anuncia desde la página web de Cáritas Diocesana y en la del centro el CAYAM.

También estuvieron presentes en el 8º Encuentro Estatal de Participación de personas en situación de pobreza y exclusión social, celebrado en Málaga el 14, 15 y 16 de Junio. Presentaron el Proyecto dentro de la actividad “Plaza de la Participación”.

Con motivo del premio “Corazón de Cáritas” , se hizo una mención especial en la prensa local.

Por último, señalar también que recientemente las participantes de la red han creado un espacio en Facebook llamado “Red de Apoyo Mutuo para la Crianza”.

Resultados

Principales resultados obtenidos y grado de cumplimiento de objetivos

  • Información y captación de familias y entidades de la zona: se ha informado a 89 familias y a 32 entidades. 43 familias se inscriben en el Proyecto y 22 entidades colaboran con el mismo.
  • Derivaciones: 11 familias son derivadas desde las entidades públicas y privadas al Proyecto, entre ellas, varias víctimas de V.G. por parte de los servicios sociales, ya que consideran la red de apoyo mutuo un espacio adecuado con perspectiva de género.
  • Voluntarios/as: 14 personas colaboran. Se destaca el desarrollo de vínculos intergeneracionales entre las participantes y las voluntarias, ya que se cuenta con personas de edades comprendidas entre los 20 y los 70 años.
  • Número total de beneficiarios/as: 43 familias han participado en las sesiones de formación grupal. 73 niños/as han asistido con sus madres a las sesiones, siendo atendidos/as en el Área Infantil.
  • Difusión de la filosofía y experiencia del apoyo mutuo: a través de los distintos canales de participación se difunde la idea de la ayuda mutua, la recuperación de las redes vecinales y las relaciones horizontales altruistas entre las personas.
  • Visibilización de la necesidad social de conciliación de la vida familiar, personal y laboral.
  • Acompañamiento Social Individualizado dirigido a 18 familias, con dificultades o limitaciones de tipo económico, acceso a recursos básicos, legal, laboral, de vivienda, formativo, participación y desarrollo personal, etc.
  • Detección y atención de situaciones de V.G. en un porcentaje significativo de participantes de la Red.
  • Generación de vínculos de confianza entre los miembros de la Red, lo que ha supuesto, entre otros: compartir experiencias personales, exponer necesidades, compartir momentos de ocio, apoyo de diversos tipos (emocional, instrumental, social, informacional, etc.).
  • Empoderamiento personal y grupal: puesta en común de las necesidades familiares. 12 familias se han apoyado mutuamente en la crianza de sus hijos/as en sus propios domicilios. También ha colaborado en este tipo de apoyo una voluntaria de la Red.
  • Elaboración de un Decálogo del cuidador/a, donde las familias han consensuado las normas y consejos que deben cumplirse a la hora de cuidar a los/as niños/as.
  • La Red de Apoyo Mutuo para la Crianza se ha convertido en un espacio integrador para las familias, único, ya que no existen otros de este tipo en el territorio.

Impacto en el ámbito local: en la promoción de la convivencia a nivel local, en la integración de las personas inmigrantes, en el impulso y fomento de la participación de los vecinos y vecinas, etc.

  • La Red tiene un carácter intercultural. Está integrada por familias vecinas procedentes de España, Ecuador, Bolivia, Marruecos, República Dominicana y Nigeria.
  • Voluntarios/as vecinos/as de la zona participan en la Red.
  • Implicación de diversas entidades locales, cuyos fines pueden ser muy parecidos o distintos, pero coexisten en el barrio y conforman el tejido social, por lo que su colaboración y coordinación es muy enriquecedora.

Otro de los resultados es que las familias de la red han decidido constituirse cómo asociación. Están dando los primeros pasos, informándose e intentando definir muy bien qué quieren hacer y hacia dónde quieren ir.

Evaluación

Interna

Evaluación continua por parte del equipo técnico: debido al carácter innovador de esta iniciativa, las adecuaciones o ajustes al Proyecto son constantes, algo que precisa mantener de forma asidua reuniones entre los miembros del equipo técnico para evaluar que está pasando y actuar en consecuencia. De manera que han evaluado semanalmente y han establecido otros canales de comunicación, como la elaboración de diarios de campo compartidos en la Red.

Los indicadores en una iniciativa de estas características versan sobre aspectos cuantitativos como: número de familias que se inscriben en el Proyecto; número de entidades informadas; entidades sociales que participan en el seguimiento del Proyecto; número de voluntarios/as que se adhieren; número de participantes que asisten a las sesiones; etc. Pero sobre todo son de tipo cualitativo, por ejemplo:participantes que interactúan durante la merienda de acogida; participantes que se van juntas al finalizar la sesión; participantes que no pueden asistir a una sesión lo justifican; participantes que preguntan por las que están ausentes; participantes que han intercambiado de forma voluntaria datos personales para el contacto y coordinación del grupo (teléfono, direcciones, horarios); etc.

Externa (realizada por profesionales ajenos a la entidad)

En Junio 2013 se realizó una evaluación intermedia requerida por los financiadores para decidir sobre la continuidad o no del Proyecto. El resultado fue positivo y se dio luz verde a su continuidad.

Actualmente La Caixa junto con la Universidad Ramón LLull de Barcelona, está realizando una evaluación final, según los resultados que se obtengan se renovará o no el Proyecto.

Lecciones aprendidas

Puntos fuertes (fortalezas y oportunidades) y Puntos débiles (debilidades y amenazas)

Aspectos que han ido descubriendo y que han resultado muy positivos:

  • La importancia de contar con un local adecuado, que permita la acogida tanto de los/as adultos/as como de los/las niños/as de modo que se transforme en un espacio de encuentro donde tienen cabida todos los miembros dela familia.
  • Es fundamental contar con un equipo de voluntarios/as que atiendan a los/as menores, con el fin de facilitar la asistencia de sus madres y padres.
  • Tener siempre presente trabajar la confianza, teniendo en cuenta que el establecimiento de vínculos entre las personas requiere un proceso lento y el respeto de los ritmos personales.
  • La necesidad de un contacto continuo y seguimiento: llamadas de recordatorio los días de sesión grupal,interés por las faltas de asistencia, etc. La situación social y familiar de los participantes implica a veces un alto grado de desorganización.
  • El acompañamiento social ha sido una de las claves del éxito de esta experiencia. No se pueden obviar la difícil situación que atraviesan muchas familias, entre otras: pobreza; inestabilidad laboral; desempleo; violencia familiar y de género; aislamiento; exclusión social, etc.
  • Los beneficios de las prácticas supervisadas: no estaban programadas en el diseño inicial del Proyecto, pues se esperaba que los apoyos en el cuidado de los/as niños/as empezaran directamente en los domicilios. El programar un espacio donde las participantes que quisieran pudieran ofrecerse para cuidar a los/as hijos/as de las demás, o dejar a los/as suyos/as al cuidado de las compañeras en el mismo local de las reuniones y supervisadas por el equipo técnico, tuvo un resultado exitoso, ya que fueron las propias mujeres quienes demandaron dar el paso a los propios domicilios tras la realización de varias prácticas.
  • Otra herramienta imprescindible ha sido la realización de una evaluación constante a lo largo de todo el Proyecto, lo que ha permitido realizar las adecuaciones o ajustes pertinentes según las necesidades que se iban observando y sin apenas demora. En este sentido nos ha resultado de gran ayuda la recogida sistemática de información en diarios de campo y el uso de Internet cómo canal de comunicación entre el equipo técnico.
  • Se han generado distintos tipos de apoyo más allá del apoyo tangible o instrumental previsto en un primer momento, por ejemplo, poder apoyarse en otras personas para el cuidado de los/las menores. Se desataca también el apoyo informacional que se ha llevado a cabo a través del acompañamiento social que se ha ofrecido a las participantes que lo han demandado y desde donde se ha acompañado, asesorado y acercado recursos.

Y también, de un modo natural y efectivo, ha surgido este intercambio entre las participantes Por último se resalta el apoyo emocional, referido este al área afectiva y que tiene que ver fundamentalmente con la expresión de emociones, con la importancia de compartir los sentimientos, pensamientos y experiencias, con la creación de confianza e intimidad, y con los sentimientos de ser valorado o respetado, con sentirse “parte de”. Sin olvidar que la acción de ayudarse entre los miembros, también ha proporcionado empoderamiento, sensación de utilidad social y mayor autonomía. Este apoyo es probablemente el que explica que personas que no necesitaban apoyo en el cuidado de sus hijos/as hayan participado de manera activa en la red, ofreciéndose para ayudar a las demás y acudiendo a los encuentros semanalmente.

  • El trabajo en red con las entidades sociales que desarrollan su labor en la misma zona permite no sólo rentabilizar nuestros recursos, sino también poner en marcha otros nuevos que favorecen la inclusión y el desarrollo endógeno de cada territorio. En este sentido creen que los resultados alcanzados son muy positivos, máxime teniendo en cuenta el breve espacio de tiempo de desarrollo del Proyecto.
  • Su transferibilidad a otros barrios y municipios. Destacan que al contar con una primera experiencia positiva se facilita en gran medida su replica, como sucedió al crear la Red a partir del trabajo con un primer grupo.
  • La diversidad cultural es otro de los aspectos a tener en cuenta. Actualmente la red acoge a personas de distintas países de procedencia: Ecuador, Bolivia, República Dominicana; Marruecos; Nigeria y España. Coexisten pues en el grupo personas con distintas costumbres, diferentes creencias religiosas; disímiles pautas alimentarias, de educación, etc. En un principio pudiera parecer que esta circunstancia imposibilita la realización de apoyos, sin embargo, nuestra experiencia nos ha demostrado que a pesar de las diferencias culturales, el consenso para el cuidado de los/as menores es posible, al igual que el respeto e integración de las participantes. Las principales dificultades a afrontar en este sentido están más relacionadas con el conocimiento del idioma, Por todo lo anterior, valoramos que el recurso creado es idóneo para promover las relaciones interculturales en el territorio.
  • Por último señalar que los encuentros de la red de apoyo han supuesto la generación de un espacio integrador para las familias único en el territorio de nuestra intervención. Es decir, no existen espacios gratuitos donde las familias puedan reunirse con todos sus miembros, con actividades y espacios adecuados para todos/as.

En cambio, en los siguientes temas, consideran que es necesario mejorar:

  • El detectar que un número elevado de participantes de la Red se encontraban ante situaciones de violencia de género y familiar, ha supuesto un nuevo reto en la intervención que han abordado ofreciendo una atención directa e individual a la mujer que presentaba el problema y acompañando y derivando a recursos específicos, si bien consideran necesario a la hora de replicar la experiencia incluir en la programación inicial formación específica en esta temática para poder trabajarla en grupo.
  • Siguen refiriéndose a los beneficiarios del Proyecto como familias, sin embargo, son las madres las que están teniendo mayor participación e implicación en él. Sus parejas, cuando las hay, apoyan esta iniciativa pero prácticamente no se involucran. De hecho, el grupo actual está compuesto únicamente por mujeres. Es necesario desarrollar estrategias que potencien el acercamiento de los padres a las labores de educación y crianza de sus hijos e hijas.
  • Creación de un espacio específico de atención a adolescentes y preadolescentes. Actualmente existen familias que tienen niños/as de una franja de edad comprendida entre los 8 hasta los 15 años. Por lo general estos menores acuden y se quedan en el área infantil. Estiman necesario crear un espacio donde se realicen actividades propias de su edad y dónde reciban refuerzo escolar, ya que muchos de ellos lo necesitan y se han quedado fuera de los recursos de este tipo que hay en la zona. Además, al igual que ha pasado con la atención a los más pequeños/as, piensan que la creación y puesta en marcha de este nuevo espacio potenciaría la asistencia de sus madres a las sesiones grupales. Aunque perciben la necesidad no pudieron solventarla por carecer de espacio físico donde se llevara a cabo.
  • Elaboración de material audiovisual que recoja la experiencia y el testimonio de los protagonistas del proyecto. Se está empezando a realizar.
  • Dotar la red de herramientas de autogestión. A pesar de los avances del grupo y del elevado número de apoyos que se realizan, no se puede a hablar de autonomía grupal. Es cierto que se trabaja para conseguir herramientas que les permitan dar un paso en este sentido, pero aún se apoyan en los/las profesionales para la organización semanal.
  • Mejora de la difusión. No se han utilizado los medios de comunicación para dar a conocer el Proyecto.
  • Por último,consideran que es importante tener presente que la consecución de los objetivos en proyectos comunitarios no está orientada únicamente a la realización de tareas sino que también, y de manera crucial, se debe atender a los procesos. Establecer vínculos estables de cooperación y solidaridad entre los individuos, grupos y entidades, requiere un proceso lento que precisa el respeto de los ritmos personales y grupales.

Reconocimientos

En Mayo se concedió a “Redes de Apoyo Mutuo para la Crianza” el premio “Corazón de Cáritas” por ser considerado el mejor proyecto de intervención social de la Región de Murcia del año 2013.

Innovación y transferencias

Características a destacar relacionadas con la innovación en la intervención comunitaria

Destacan en este apartado la colaboración conjunta de Cáritas y la Asociación Traperos de Emaús. El equipo de trabajo que ha desarrollado el Proyecto ha estado integrado por profesionales de ambas entidades, lo que ha ofrecido una panorámica muy amplia del trabajo con personas en situación de exclusión y del trabajo social con grupos.

Asimismo, consideran que la creación de una Red de entidades es fundamental para la intervención comunitaria. Su interés por revitalizar la zona de implementación, recuperar las relaciones vecinales y rentabilizar los recursos locales, les ha llevado desde el comienzo de su andadura a coordinarse con las asociaciones, centros de servicios sociales y organizaciones sociales del territorio.

Constatan una gran rentabilidad social, tanto por el número de familias que forman la Red como por la implicación de personas vecinas que de forma altruista han colaborado en el Proyecto suponiendo también un elemento integrador, ya que establecen relaciones personas de diferente procedencia cultural y social. Junto con la implicación de las entidades, esta actuación lleva a garantizar en gran medida la sostenibilidad de la propia Red, dado que todas/os las/os implicadas/os favorecen la entrada de nuevos/as participantes y transfieren la información de forma que favorecen la creación redes de apoyo.

Medios usados para compartir o transferir conocimientos

Contemplan los siguientes medios a través de los cuales se transfiere la experiencia del apoyo mutuo para la crianza:

  • La propia Red como medio transmisor, a través de sus participantes, quienes son además agentes multiplicadores de la información.
  • Participación de la Red en foros y encuentros de entidades.
  • Uso de las nuevas tecnologías de la comunicación para difundir la experiencia y facilitar el acceso o interés de nuevas/os participantes. Varias participantes han puesto en marcha una página para divulgar las novedades más relevantes de la Red y seguir captando nuevos miembros.

Comentarios   

0 #21 Anemonalove 16-07-2017 12:03
Hello guys! Who wants to chat with me? I have profile at HotBabesCams.com,
we can chat, you can watch me live for free, my nickname is Anemonalove , here is my photo:


https://3.bp.blogspot.com/-u5pGYuGNsSo/WVixiO8RBUI/AAAAAAAAAFA/JWa2LHHFI2AkHParQa3fwwHhVijolmq8QCLcBGAs/s1600/hottest%2Bwebcam%2Bgirl%2B-%2BAnemonalove.jpg
Citar
0 #20 como funcionan las 29-06-2015 20:28
Sus sugerentes formas, te transportaran a conseguir el mejor placer,
goza con los diseños de consoladores de las mejores marcas.
Citar
0 #19 Adrianna 27-06-2015 09:27
Desde hace un mes decidi no emplearlo de nuevo ni con mi pareja ni sola, espero mi vida sexual regrese a ser como era
antes.
Citar
0 #18 tiendas eroticas on 26-06-2015 07:34
Lo importante es que comprendan que no es
un substituto sino un aliado (extra: el que el juguete no tenga forma fálica puede ser de ayuda).
Citar
0 #17 Productos Eroticos 26-06-2015 04:33
Yo tengo un juguete multifunción desde hace una semana y no lo cambio por nada.
Citar
0 #16 sexshopconsoladores0 25-06-2015 22:50
Los juguetes de gelatina acostumbran a ser transparentes y presentarse en un sinfín de colores refulgentes.
Citar
0 #15 Kristie 25-06-2015 11:35
Al igual que Blancaneus, como en todo, la comunicación y además de esto dependiendo de los gustos, se use no.
Citar
0 #14 Kai 24-06-2015 12:21
Es cierto que los vibradores son una gran ayuda en determinados instantes, mas no llegan al punto
de reemplazar a un amante.
Citar
0 #13 Blanche 24-06-2015 10:10
Al revés de lo que muchos principiantes pueden meditar, la elección del
tamaño del vibrador es clave para lograr el mayor placer durante su empleo.
Citar
0 #12 Curt 23-06-2015 04:25
Un vibrador demasiado grande puede hacernos daño, singularmente si somos
principiantes.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Este sitio web, utiliza cookies para navegar y mejorar tu experiencia. Para encontrar más información de como tratamos las cookies y como borrarlas , Política de Cookies.

Acepto cookies para esta web.