Buenas prácticas

Nombre

 

Metodología de trabajo en equipo (tándem) para combatir la pobreza y la exclusión social

Responsables

Túlia Marques, Carlos Relha, Lieve Meersschaert.
Associaçâo Cultural Moinho da Juventude
Travessa do Outeiro, nº 1- Alto da Cova da Moura
20610-202- Buraca, Amadora - Portugal
00351 214971070
00351 214974027
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Localización y ámbito territorial de actuación

Barrio de Alto da Cova da Moura (Amadora, Lisboa. Portugal)

Área temática y de actuación orientada a la acción comunitaria

  • Educación intercultural
  • Empleo y emprendimiento laboral
  • Participación
  • Mediación Intercultural
  • Desarrollo comunitario
  • Promoción de la salud
  • Diseño innovador de políticas locales
  • Deportes, Ocio y tiempo libre
  • Redes, medios de comunicación y TIC’s
  • Promoción del asociacionismo
  • Planificación y reconexión con el tejido urbano
  • Formación
  • Igualdad de género y inclusión social
  • Convivencia Intercultural
  • Lucha contra el racismo y la xenofobia
  • Diálogo Intergeneracional
  • Vivienda
  • Religiones y Dialogo interreligioso
  • Acciones culturales, arte y creatividad
  • Voluntariado
  • Protección y cuidado del medio ambiente

Personas y colectivos a los que se dirige

  • Población en general
  • Personas Migrantes
  • Personas en riesgo de exclusión social: niños, niñas, jóvenes y mayores

Objetivos

La exclusión social sigue siendo un problema persistente. Sin embargo, es la sociedad la que crea la exclusión. Estos mecanismos estructurales de exclusión son absolutamente responsables de la privación de los derechos fundamentales de quienes son excluidos socialmente, así como del menor control de estos sobre sus propias vidas y sobre los procesos de toma de decisiones que les afectan. La idea de un/a “técnico/a de experiencia en exclusión social “ (perito de la experiencia, PE) es una respuesta a la necesidad del eslabón que falta. Un eslabón que falta entre, por un lado, los creadores de políticas y los que prestan ayuda en todos los servicios con los cuales las personas socialmente excluídas entran en contacto, y las propias personas excluídas, por otro lado.

La falta de este enlace o eslabón es en cierta medida, la razón de la persistencia de la exclusión. Su opinión es que el papel de los técnicos formados es complementaria a la función de los técnicos de experiencia, con los que cooperan.

El elemento clave se encuentra en la diferencia entre la posición de la persona excluida, que se ve obligada a vivir en situación de exclusión y la posición de las organizaciones y de los/las que forman parte de los procesos de creación de políticas, que no están familiarizados con la difícil realidad de vivir en la exclusión, en particular, con el sentimiento de vergüenza y humillación de las personas que son excluídas por no tener el control de sus pripias vidas. Otro elemento es la necesidad de cambiar la percepción de la sociedad sobre diferentes formas de vida y de comportamientos inadecuados, que a veces resultan la respuesta correcta a la pregunta equivocada.

El tercer elemento se centra en el conocimiento que los técnicos de la experiencia han adquirido a través del contacto directo con los servicios sociales y de salud, y la experiencia en el trato con la exclusión, con la presión psicológica, la pobreza, etc. Este conocimiento debe ser visto como alternativo, pero igualmente importante, en relación con el conocimiento académico.
Este tipo de conocimiento muestra una necesidad, en todos los ámbitos de la sociedad, de incluir e involucrar a personas que pueden contar sus propias experiencias de exclusión, que entienden la lógica que se encuentra detrás de las estrategias de supervivencia que desarrollan y que son capaces de transmitir a otras personas.

Los/las técnicos/as de la experiencia resultan ser elementos de conexión esenciales en todos los sectores con los que las personas excluídas tienen que lidiar y que, de hecho, cubren todos los aspectos de la vida: educación, sistema jurídico, sistema de salud, empleo, seguridad social, cuidados infantiles, cultura, cultura y servicios sociales. La contribución de los téccnicos de la experiencia también es esencial para los políticos involucrados en estos sectores y en todos los niveles del gobierno.
La contribución de los/las técnicos/as de la experiencia debe entenderse como necesaria, con el mismo nivel de importancia de los/las técnicos/as formados/as y titulados/as.

  • Desarrollar y poner en práctica capacidades y competencias adquiridas en la experiencia de la vida, orientadas a desarrollo personal y como un soporte de apoyo para el trabajo en el ámbito social.
  • Involucrar a personas en situación de desventaja ( experto en experiencia) en las decisiones y en la búsqueda de soluciones y respuestas a sus problemas y los de su comunidad.
  • Formar expertos/as en experiencia en una lógica de marketing personal y social de las personas inmigrantes, sus descendientes y otras minorías étnicas.
  • Promover competencias personales y sociales, conciencia cívica, participación ciudadana y empoderamiento de los colectivos diana.
  • Reflexionar y trabajar juntos/as (expertos/as en experiencia y técnicos/as) sobre el proceso formativo – la planificación, concepción, organización, ejecución y evaluación de la formación de los expertos/as en experiencia-, en una actualización continua.
  • Contribuir al refuerzo positivo de la mejora de la relación entre el experto en experiencia y el/la técnico con el fin de que desarrollen nuevas competencias personales y profesiobales, y aprovechar las competencias adquiridas a lo largo de la vida, para un trabajo de equipo (tándem), de ámbito social y comunitario.
  • Promover con el tándem-experto/a de la experiencia y técnico/a , un trabajo más próximo a las comunidades y que salga al encuentro de sus intereses y necesidades.
  • Dar a conocer los distintos sectores de la sociedad la importancia de trabajar conjuntamente en la intervención social, poniendo énfasis en la pobreza y la exclusión.

Descripción de la experiencia y sus actuaciones

Los/las técnicos/as de la experiencia juegan, en la actualidad, un papel importante para facilitar la participación en la sociedad de todos los colectivos de personas excluídas. La exclusión social es un problema para personas que viven en la pobreza o las personas con enfermedad mental, con problemas de adicción y también para las personas inmigrantes. Es también un problema para una sociedad que quiere dar calidad de vida a todos.

En este proyecto, asumen que las personas de estos colectivos pueden apoyar la inclusión de sus iguales de muchas formas y desempeñando trabajos profesionales. La creación de puestos de trabajo para técnicos/as de la experiencia como trabajadores/as de inclusión, aumenta las posibilidades de la inclusión y mejora la forma en que las personas de esos diferentes colectivos, participan en la sociedad.

Proceso de diseño y puesta en marcha

Las personas que socialmente son excluidas tienen experiencia de exclusión. Pero, para ser capaz de aplicar este conocimiento experiencial, es necesario darles formación.

Los/las técnicos de experiencia formados en exclusión social son personas que vivieron personalmente la exclusión, que lograron hacer frente a esa experiencia. Adquirieron conocimientos, habilidades y actitudes adquiridas a través de su formación para poder utilizar su experiencia de exclusión profesionalmente en cualquier área de la lucha contra la exclusión. La formación les da el apoyo y las capacidades necesarias para llevar a cabo sus tareas y funciones: las personas excluídas necesitan adquirir los principios, las actitudes y habilidades necesarias para poder trabajar como técnico de experiencia en su área.

La formación también debe incluir el tiempo suficiente como para el alumno ser capaz de aprender a lidiar con sus experiencias de exclusión a través del análisis de su propia historia de vida. Así las personas que se están formando tienen la posibilidad de reflexionar y analizar sus historias de vida. Además de eso, les da la oportunidad de compartir sus experiencias, de aprender de/con los/las otros/as y de desarrollador una comprensión más intensa sobre sus propias experiencias de vida. Esto les permite transformar sus experiencias indicuduales en análisis generales y en manera ed ayudar a otros/as a encontrar sus propias soluciones.

En los años 80 invirtieron en la formación de residentes, en cooperación entre expertos de la experiencia y técnicos/as y en la reflexión sobre los desafíos de trabajar con diferentes tipos de conocimientos. Desde el año 2000, ha aumentado sustancialmente la capacidad para reclutar a profesionales de diversos ámbitos. Algunos/as de los/las ex-PE fueron contratados/aas para trabajar en la Asociación C. Moinho da Juventude como técnicos/as donde permanecieron durante más de 5 años.

La formación experiencial, la participación en cursos de formación profesional y el hecho de que algunos/as PE hayan adquirido el estatuto de técnico, proporcionó una evolución en la calidad de la labor de los órganos gerentes y funcionarios en general. En 1998 el ACMJ fue certificada como institución de formación por el Instituto de Calidad y formación (IQF).

En 2004 se inició el proyecto “DiverCidade”, en el marco del Programa EQUAL, financiado por el FSE. Se creó un grupo de trabajo dirigido a desarrollar una formación profesional de Expertos/as en experiencia. En 2006, tras la aprobación del proyecto URBAN II promovido por el Ayuntamiento de Amadora, fue posible probar una primera aproximación a la formación formal de expertos/asde la experiencia. Empezaron con dos cursos de formación, que se prolongaron durante seis meses cada uno. Esto resultó en una asociación entre el proyecto URBAN II, y el Proyecto DiverCidade, y Moinho da Juventude como responsable y ejecutora de las actividades de formación.

Actualmente el proyecto cuenta con el apoyo de OPHP/IGC.

Situación y organización actual

Los/las técnicos de la experiencia tienen en la actualidad un papel importante para facilitar la participación en la sociedad de todos los colectivos de personas excluídas. La exclusión social es un problema para personas que viven en la pobreza para las personas con enfermedad mental, con problemas de adicción y también para las personas inmigrantes. Es también un problema para una sociedad que quiere dar calidad de vida para todos/as.

En este proyecto, asumen, como ya se ha dicho, que las personas de esos colectivos pueden apoyar la inclusión de sus iguales en una variedad de formas y en empleos profesionales. La creación de empleos para técnicos/as de la experiencia como trabajadores/as de inclusión, aumenta las hipótesis y posibilidades de la inclusión y mejora la forma en que las personas de esos colectivos participan en la sociedad. Un/a técnico/ de la experiencia cque trabaja como un “trabajador de inclusión” requiere formación especializada así como una definición clara y específica de su función. La organización donde ellos encuentren trabajo requiere cambios culturales y organizacionales. Contratar técnicos de la experiencia aumenta la tasa de empleo de aquellos colectivos que más dificultades tienen para encontrarlo.

Ya existen cursos y programas de formación para estos/as técnicos/as en varios países. Por ejemplo, existe el programa De Link en Bélgica, el Programa TEOD en los Países Bajos, el programa EX-IN en Alemania y otros Programas en Portugal, Hungría y Bulgaria.

En estos países, los /las técnicos de la experiencia son contratados/as para trabajar en una variedad de trabajos remunerados o no remunerados de manera profesional. Los perfiles profesionales de los/las técnicos/as de la experiencia se están desarrollando. Muchos servicios sociales, de educación y de salud están interesados en la contratación de técnicos/as de la experiencia. Continuar desarrollando estas profesiones es una prioridad y es urgente que un grupo de estos/as técnicos/as de la experiencia profesionales tengan la oportunidad de transmitir sus conocimientos a través de programas de formación en colegios. Este programa se desarrolla para fortalecer, ampliar y mejorar los progresos que se están logrando para alcanzar ese objetivo.

Metodología

El proyecto consta de cuatro partes preparación, formación, empleo y evaluación. Los objetivos se derivan de las necesidades y del conocimiento de los socios/asociados.

Preparación

Una descripción que contiene la definición de los/las técnicos/as de la experiencia y la inclusión, de los programas de formación, el perfil profesional y los lugares en los que se ubican, de su nivel de educación y de la posición que ocupan en el lugar de trabajo. Será una descripción de los factores comunes entre todos/as los/las socios/as del proyecto.

Formación

En este campo desarrollarán cuatro productos. Van a desarrollar programas de “formación de formadores” para los/las técnicos/as de la experiencia, técnicos capacitados y para quienes trabajan en tándem (equipo).

Desarrollarán una herramienta con ejemplos de trabajo en tándem en situaciones de trabajo reales. Esta herramienta tiene dos objetivos. Es un instrumento de reflexión sobre cómo trabajar en tándem y los efectos de sus intervenciones para lograr el desarrollo de las personas excluídas. Esta herramienta es también un instrumento que estimula la reflexión sobre el papel complementario de los/las técnicos/as de la experiencia y de los/las técnicos/as capacitados que trabajan en tándem. También permite una mejor comprensión sobre la complementariedad de las dos funciones.

Trabajan en las historias de vida de los/las técnicos/as de la experiencia, que es un elemento esencial en su proceso de aprendizaje. Van a desarrollar una herramienta para mejorar el proceso de aprendizaje con las historias de vida. Esta herramienta también creará un instrumento de evaluación a la persona que se está formando, permitiéndole que siga su propio crecimiento y desarrollo.

También van a compartir experiencias entre los participantes y los tándems. Así desarrollarán programas de intercambio entre los socios.

Empleo

En este ámbito quieren desarrollar 3 productos:

  • Crear una metodología para trabajar con los/las empleadores. Esta metodología consiste en distintas etapas y actividades: describir la metodología,; formular guías de acción; probar con un/a nuevo/a empleador/ y evaluar.
  • Establecerán las pre-condiciones – a la organización así como los cambios necesarios en la organización para el reclutamiento, la contratación y la integración de los técnicos de la experiencia.
  • Crearán programas de apoyo en el trabajo para los/las técnicos/as de la experiencia, en el terreno de la gestión de recursos humanos.

Evaluación

  • Desarrollarán herramientas de investigación específicos para describir los resultados del programa de formación, de coaching y de sus efectos en la inclusión social.

Sistema de seguimiento y sistematización

Siguen desarrollando instrumentos y herramientas de investigación específicos que permitan describir los resultados del programa de formación, de coaching y de sus efectos en la inclusión social.

Personas implicadas y canales de participación

Técnicos/as académicos/as, técnicos/as de la experiencia.
Equipo de ciudadanía participativa; las universidades con las que han establecido acuerdos de colaboración. CIG

Temporalización

Comenzó informalmente en los años 80, formalmente en el año 2004. Es un proyecto que está en continuo desarrollo.

Recursos

Recursos económicos

Financiación de la propia institución, ACMJ y del CIG (Comisión para la ciudadanía y la igualdad de género).

Humanos y materiales

Como entidad formadora:

  • Recursos Humanos: técnicos académicos que, en tándem, forman a nuevos técnicos/as de la experiencia (en el caso de formación adquirida en la asociación) o sensibilizan a profesionales y estudiantes universitarios sobre las ventajas de la metodología (en el caso de la formación en las universidades).
  • En el trabajo en el terreno: técnicos de la experiencia y técnicos universitarios que desarrollan el trabajo en el terreno en tándem (ciudadanía participativa y otros).

Difusión

Resultados

  • Se eleva la cualificación personal y profesional de las personas en situación de pobreza y exclusión social, de manera que les da nuevas oportunidades de trabajo, que contribuye a la resolución de sus propios problemas y los de su comunidad.
  • Permite el desarrollo de competencias profesionales, personales y sociales, de conciencia cívica y participación ciudadana de las personas inmigrantes y sus descendientes y las minorías étnicas, para combatir la exclusión social, la marginalidad y los bajos niveles de cualificación profesional, ajustados a su realidad y su vida.
  • Disminuye la brecha entre las personas excluídas y la comunidad en general, en el sentido de que hay un trabajo en tándem que permite que las acciones y las respuestas sean concertadas.
  • Nuevos conceptos y metodología en la lucha contra la pobreza y la exclusión. La formación de Peritos (expertos/as) de la experiencia significa un paso obligatorio en la estructuración de nuestra sociedad, en la concretización de los conceptos de ciudadanía, de la democracia participativa y el empoderamiento.

Evaluación

Se realiza evaluación interna y externa.

Lecciones aprendidas

  • Enorme potencial para la inclusión social (que ya se va concretando en algunos aspectos).
  • Dificultad del reconocimiento del perfil por la ANEQ (que ha mostrado gran apertura, a pesar de ello).

Reconocimientos

En 2005 obtienen el Premio de derechos humanos, otorgado por la Asamblea de la República a la Asociación Cultural Moinho da Juventude (la asignación del premio fue decidida por un jurado constituido en el marco de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Derechos, Libertades y Garantías de la Asamblea de la República).

Innovación y transferencias

Las tareas del técnico de la experiencia consisten, por un lado, en tareas ejecutivas, de organización, de preparación y apoyo; y también, por otro lado, de conocimiento y de práctica, necesario para llevar a cabo estas tareas y actividades. Algunas de esas tareas son:

  • Colaborar en la elaboración de diagnósticos sociales, implementar, acompañar y evaluar proyectos de intervención en poblaciones específicas y comunidades específicas, con las que se desarrolla el trabajo.
  • Prestar apoyo a los/las técnicos/as en el estudio y la caracterización de las comunidades y poblaciones y el entorno social en que se encuentran, trabajando como consultor especializado en su comunidad de origen, diagnosticando, analizando y clarificando situaciones de exclusión y de pobreza, contribuyendo a la creación de nuevas políticas de integración y de la lucha contra la exclusión social.
  • Colaborar en las actividades formativas dirigida a público y organizaciones.
  • Trabajar con el técnico sobre la igualdad de oportunidades de las comunidades de origen, promoviendo seminarios de dicusión sobre roles sociales/violencia doméstica.
  • Dinamizar campañas de prevención del riesgo social y de lucha contra la pobreza, campañas de sensibilización y programas de educación básica para la salud, formación profesional, educación, planificación familiar y violencia doméstica.
  • Realizar con los/las técnicos/as, actividades prácticas de integración, de formación y desarrollo personal y social, apoyando en la construcción de proyectos de vida, teniendo en cuenta las necesidades del colectivo y de las personas que lo integran, con miras a mejorar su calidad de vida y la calidad de su inserción social y la interacción social.
  • Realizar visitas domiciliarias junto con los/las técnicos/as.
  • Acoger, informar y orientar a las personas a nivel de apoyo social, ayudándoles en la resolución de sus problemas y orientándolas para que logren respuestas adecuadas en el ámbito educativo, de justicia, de salud,entre otras, con los/las técnicos/as.
  • Promover el desarrollo de la comunidad a través de la realización de actividades para la promoción del desarrollo sociocultural y educativo de colectivos y comunidades, en colaboración con los/las técnicos/as.
  • Establecer procesos de comunicación, de negociación y de mediación entre ambas partes, comunidad y técnicos/as, desde la óptica del reconocimiento de las competencias necesarias para la integración y la promoción de la participación activa y efectiva de los públicos-diana en la sociedad.
  • Participar, junto con los/las técnicos/as, en las reuniones de socios, formales e informales.

La concretización de las actividades mencionadas no se limita sólo al/a la técnico/a de la experiencia, sino también al técnico superior, desarrollando ambos un trabajo en tándem.

Un tándem es una conexión fija entre un técnico de la experiencia y un técnico superior. Como equipo, su trabajo tienen el objetivo de servir de puente entre el mundo de las vivencias de las personas en situación de pobreza y/o exclusión social y el mundo del apoyo. El dúo técnico superior y técnico de la experiencia se complemente a nivel de concocimientos, competencias y creatividad, desarrollando un trabajo en equipo con el objetivo de encontrar soluciones tras la reflexión sobre el mundo vivido y el mundo del apoyo.

Medios usados para compartir o transferir conocimientos

Seminarios, encuentros con otras instituciones, organizaciones, asociaciones, universidades, agentes políticos, etc.

 

 

 

Comentarios   

0 #2 college education 29-04-2017 12:05
Write more, thats all I have to say. Literally, it seems as though you relied on the
video to make your point. You definitely
know what youre talking about, why waste your
intelligence on just posting videos to your weblog when you could be giving
us something informative to read?
Citar
0 #1 panic attack 03-07-2014 14:14
It's going to be finish of mine day, but before finish I am reading this
impressive article to increase my knowledge. www.cluesite.com
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Este sitio web, utiliza cookies para navegar y mejorar tu experiencia. Para encontrar más información de como tratamos las cookies y como borrarlas , Política de Cookies.

Acepto cookies para esta web.