El Programa para la transferencia de Buenas Prácticas en materia de integración de personas inmigrantes a través del fomento de la participación y la promoción de la convivencia a nivel local, es una convocatoria financiada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, la Secretaría General de Inmigración y Emigración a través de la Dirección General de Migraciones y cofinanciado por el Fondo Europeo para la Integración.

Se propone unos objetivos generales:

· Identificar buenas prácticas en el contexto español en el ámbito del fomento de la participación y la construcción de escenarios de convivencia en los barrios a nivel local, impulsadas por diferentes actores gubernamentales y no gubernamentales.

· Impulsar el intercambio de las buenas prácticas identificadas, su difusión y transferencia en el ámbito europeo.

Y unos objetivos específicos:

· Generar una reflexión sobre estas prácticas como una forma de promover salidas impulsadas con y desde las comunidades para apoyar la cohesión social y la lucha contra la exclusión.

· Reflexionar sobre el impacto social de nuestras estrategias de intervención. Pasando de un modelo de intervención sectorial hacia un nuevo modelo de base territorial.

· Presentar elementos teóricos y prácticos respecto a las intervenciones que se desarrollan a nivel de barrios en el ámbito local, de la participación y la convivencia.

· Promover la cooperación entre el tercer sector, las administraciones nacionales y locales para apoyar la integración en barrios.

· Promover la participación de los/las inmigrantes en los órganos consultivos existentes a nivel local en los barrios.

En el desarrollo del Programa se considera la participación ciudadana como un motor sin el cual no vamos en la dirección apropiada hacia la integración de las personas de diferentes orígenes, procedencias, culturas, y por tanto, no estamos generando convivencia, aunque quizás sí coexistencia, en muchos casos y hostilidad en muchos otros, si atendemos a las tres formas diferentes de sociabilidad de las que habla el antropólogo Carlos Giménez Romero. Estas tres formas de sociabilidad son la Convivencia, la coexistencia y la hostilidad; donde la convivencia es definida como una relación armoniosa entre personas que viven juntas, siendo tanto la acción de convivir como la relación entre quienes conviven y además es la interrelación entre elementos distintos, procedentes de de una gran variedad de orígenes. La convivencia implica generar un sincronismo nuevo para dichos elementos, alcanzar acuerdos comunes y considerar las múltiples perspectivas como aportaciones a los valores del grupo. La coexistencia supone la coincidencia en el tiempo y en el espacio, pero no implica necesariamente una buena relación. Si bien el concepto de coexistencia enfatiza el aspecto estático, pues se limita a la situación existente, la convivencia es más dinámica, un objetivo difícil pero deseable de alcanzar a través del aprendizaje. Por su parte, la hostilidad es la situación donde domina la mala relación entre los sujetos o colectivos culturalmente diferenciados, pues se vive un clima de desconfianza, mala comunicación, agresión, etc.

Desde la participación se mira a la ciudadanía desde la relación próxima, la relación de vecindad entre personas que comparten intereses, voluntades y comunidades. Desde la acción comunitaria se generan procesos donde la participación se convierte en la estrategia y el elemento metodológico básico para conseguir sus objetivos.

El Programa quiere ser un espacio de encuentro entre entidades y actores que están realizando intervención social en los barrios y desde ahí, se planeta identificar y catalogar buenas prácticas que estén trabajando en la acción comunitaria con el enfoque intercultural y que estén logrando fomentar la participación ciudadana poniendo énfasis

en las personas inmigrantes, y promover la convivencia.

Así pues, y en resumen, en el marco del Programa los Expertos y expertas del Comité de selección de buenas prácticas del Catálogo, han considerado como buenas prácticas a aquellas que tomando la perspectiva

local se están esforzando en fomentar e impulsar el trabajo en red y en movilizar, dinamizar y fortalecer a la población que vive en ese barrio, en ese municipio. Detenerse a ver qué está sucediendo en Europa y en España en materia de integración de las personas inmigrantes es fundamental para avanzar.

Este sitio web, utiliza cookies para navegar y mejorar tu experiencia. Para encontrar más información de como tratamos las cookies y como borrarlas , Política de Cookies.

Acepto cookies para esta web.